Mesa Laqueada Blanca

Minimalismo, belleza y suavidad al tacto. La mesa laqueada blanca es una de las piezas favoritas del estilo nórdico&escandinavo y un ítem de Melpar Muebles cada vez más elegido en la gama de mesas bajas. Una propuesta elegante y simple, en una tendencia de colores en decoración que predomina a pesar del tiempo y es referencia de infinitas posibilidades en espacios de hogar, oficina y home office.

Con más de una función posible y siguiendo las tendencias de Europa, adaptado al tipo de uso funcional que hoy en día se le necesita dar y la disminución de metros, este tipo de muebles suman puertas, cajones o estantes a modo de revisteros, volviéndose un artículo valioso del mobiliario, y un apoyo extra importante que no puede faltar en interiorismo.

Ideal de aplicación en piezas de mobiliario de apoyo, la técnica decorativa del laqueado previene las manchas y suciedades en superficies de mucho uso, dando un acabado de terminación laca de alto índice de permanencia, de textura suave y cálida, opaca y antimarcas, desde la instalación.

Cómo elegir el comodín de la sala

La mesa laqueada conjuga diseño de amplitud a la vista y fuerza para resolver varias funciones en ambientes de pocos metros. Pero además, en nuestro taller añade protección de poliuretano semi-mate transparente a la superficie de la tapa, algo esencial para mantener su aspecto cuidado y darle apertura.

Para hacer una buena elección, se debe considerar como factor principal qué utilidad se le va a dar en el espacio a ubicar. 

mesa laqueada blanca

Los opuestos se atraen: blanco y negro

Las tonalidades claras dan siempre la sensación de amplitud visual, mientras los más oscuros suman distinción e intimidad a espacios puntuales, mientras reflejando y dando detalle.

En este orden, circular o rectangular, la mesa laqueada negra y enchapada en madera y estructura de hierro es otra de las alternativas deseadas en este tipo de combinaciones soñadas que destacan como verdaderas obras de arte. Un estilo traído del siglo XX, de La Gran Manzana, donde predominan las piezas decorativas que imitan lo mejor de la arquitectura de un loft rústico pero moderno y ecléctico o de antiguos ambientes de industria, con mobiliario de metros considerables, creados en madera natural como el Paraíso, sin tratamiento añadido y metal en la combinación.

mesa ratona laqueada blanca

Muebles de uso diario laqueados: el proceso

La mesa MDF laqueada es formidable para ser utilizada como complemento de nuestros trabajos en madera. Se trata de tableros de fibras de densidad media que al ser comprimidos y mezclados con resinas permiten mayor maleabilidad.
Luego son laqueados en poliuretano con pistola en cabina, un procedimiento, habiendo lijado previamente la base y aplicado material de sellado. Un tipo de material muy resistente que no posee nudos ni grandes vetas propios de la madera. 

Mesas en laqueado blanco: una experiencia adaptada a cada uso

Los muebles de cuatro patas son en la actualidad el mejor ejemplo de mobiliario lacado de interior. Se trata de piezas sumamente versátiles, luminosas y vanguardistas que se consiguen en variedad de modelos, de forma muy simple para diferentes funciones buscadas: como apoyo, de comedor o sala de estar, para el trabajo y estudio, como aliada del descanso y hasta del entretenimiento.

La calidez, belleza delicada y confort de la mesa laqueada blanca es el resultado final de este proceso de esmalte decorativo sobre su capa externa que consigue una superficie pareja que, según el gusto de nuestro cliente, puede ser realizada en brillante o semi-mate, uno de los más solicitados, para otorgar brillo, suavidad incomparable y superficie lisa que perdura prolija y lisa.

Mesas de luz y escritorios laqueados: aliados de la utilidad, bienestar y estética minimalista

Nuestra mesa de luz laqueada recrea influencia europea en su diseño y funcionalidad para infundirse en las habitaciones sumando tranquilidad, mucha luz natural y estética, a la vez que aprovecha mejor el espacio y permite un óptimo guardado de los elementos necesarios.

Mientras que el escritorio laqueado se vuelve una pieza central en casas, oficinas y home office que necesitan además de practicidad y almacenaje, muebles espaciosos que permitan colocar diversos elementos de tecnología modernos y documentos, y sean gratos a la visual.

Elementos clave que por su esmaltado se vuelven muy perdurables y suman protagonismo acentuando la decoración nórdica escandinava y también el bienestar mental, un efecto probado de este tipo de estilo, porque calma emociones y facilita la concentración al momento de realizar tareas, mucho mejor que con otro tipo de tendencias más duras.

Beneficios del laqueado blanco en los muebles:

Higiene: el mobiliario de paleta cromática clara, en especial los blancos, son perfectos para disimular y quitar polvo y suciedades. Sucede porque se trata de un color que no hace notar lo que no se quiere, sacando ventaja sobre otros oscuros.

Mayor espacio: los tonos blancos irradian la luz natural del día componiendo ambientes más iluminados y de mayor espacio visual aun cuando no se cuente con grandes ventanales. Así, se ven más chicos que otros de pura madera o de color negro, permitiendo más volumen al resto. Es una decoración propia y aconsejada para espacios pequeños como departamentos.

Armoniza: el mobiliario laqueado en este tono es muy simple de combinar con otros de variados estilos como el minimalista, nórdico escandinavo y hasta el vintage. Es posible realzar algún sector del lugar o de los elementos con un color más fuerte que le de un toque de carácter sobrio y vanguardista y lo termine de componer.

Cuidados que ayudan a mantener los muebles laqueados

Es debido a la capa de laca que reciben, que están tan protegidos de rajaduras, humedades, cortes y golpes, a diferencia de los muebles de madera a la vista. Aun así, es necesarios resguardarlos de alguna sin imperfecciones que pueden sufrir con el paso del tiempo y el uso que se les da. Cómo reforzarlos.

La mejor alternativa para cuidar el mobiliario laqueado en blanco es hacer uso de productos y trucos pensados para este tipo de material.

– Usá siempre paño humedecido suave. Una manera simple de limpiar los muebles. Solo se trata de aplicar agua en la tela y proceder a frotarlo.
– Lustradores: los sprays y cremas para madera y melanina se adaptan muy bien a este tipo de higiene superficial.
– Amoníaco: algunos productos de este tipo funcionan bien para quitar marcas de grasa o manchones que no se quitan fácil. Se debe airear el lugar.
– Glicerina. Una buen amanera de devolverle brillo natural a las piezas laqueadas es por medio de la aplicación de unas gotas de glicerina líquida en la pieza, dejando que impregne para luego quitar con paño seco.
– Alcohol. Si el mueble padece manchas de tinta, una opción muy acertada es la de embeber una tela o algodón en alcohol y pasarlo por la superficie.

En algunos casos, los muebles laqueados pueden sufrir deterioros más importantes, como raspaduras que dejen huella importante. Para ello, la técnica de lacar nuevamente la pieza puede ser una solución muy oportuna para que el mueble blanco vuelva a lucir impecable y prácticamente a nuevo, con muy poco esfuerzo.

En Melpar Muebles te damos soluciones infinitas para revestir y restaurar tu hogar u oficina con muebles recubiertos en laqueado blanco. Una solución duradera, moderna y elegante gracias al cuidadoso procedimiento protector de la madera y melanina que realizamos a cada pieza, lo que la vuelve más resistente y liso.

Arte y dedicación para que disfrutes tus momentos, todos los días, ganando amplitud, modernidad y confort.

Compartir:

Comparte con tus amigos

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email